Los notarios admiten solo un error en el informe a Hacienda sobre la infanta Cristina