El Gobierno exigirá una PCR negativa a los viajeros internacionales que lleguen desde países de riesgo