La esposa de Berlusconi dice que se ha desprestigiado su dignidad y su matrimonio