Los estudiantes toman el centro de Barcelona y Girona