Los exconsellers del Govern comparten celdas para dos próximas a los funcionarios