El exministro ucraniano de Finanzas fue detenido en Altea (Alicante) y está buscado por malversar 7 millones