La exnovia de Jordi Pujol hijo no renuncia a saber quién la grabó pese al pacto con Método 3