La extinción de incendios será competencia del Ejecutivo aragonés en municipios de menos de 20.000 habitantes