Una ley faculta al Ejecutivo venezolano a nombrar un "jefe de gobierno" para Caracas