Los favoritos para suceder a Rajoy sopesan sus opciones