El Rey Felipe VI elogia la labor de los científicos y manda ánimos a los vecinos de La Palma