Felipe VI y Sánchez viajan el viernes a Barcelona tras la polémica de la entrega de despachos