Los fiscales de la Audiencia Nacional niegan que haya una instrumentalización del Gobierno