El juez archiva la pieza sobre Corinna y asegura que no hay pruebas de las afirmaciones sobre el Rey emérito