La primera unidad iraquí formada por militares españoles ya está lista para combatir al Estado Islámico