El fundador de Yukos dice que si es culpable, el Gobierno fue su cómplice