La exjefa de gabinete defiende que Matas encargó a Alemany sus discursos de "mayor calado por su calidad literaria"