La infanta y su marido se desgravaron "innumerables" gastos a través de Aizoon