La última "chiquillada" de la Generalitat: dejan solo al rey en la feria de Gastech