Hacienda reconoce que Jordi Pujol defraudó más de 885.000 euros pero el delito está prescrito