El hijo de Tejero, sin destino hasta después del verano por celebrar el 23-F