El histórico preso de ETA, Errandonea Arruti, enarbola una pancarta de Bildu al salir de prisión