El hormigón de los bloques los fabricó una empresa hispano-gibraltareña