Una nave de electrodomésticos de San Fernando, calcinada por las llamas