Tres pueblos indígenas bolivianos se declaran autónomos por la nueva Carta Magna