La infanta: “Nunca hubiese aceptado que se me utilizara como escudo fiscal"