El instructor de Novo Carthago remite las actuaciones al juzgado de Murcia que las inició