Los medios israelíes aseguran que Moratinos intentará cerrar el caso