La izquierda abertzale afirma que su nueva marca cumplirá "a rajatabla" la ley