La izquierda abertzale cree que aún hay posibilidades de un acuerdo electoral