La izquierda abertzale no se niegan a la integración en Nafarroa Bai, pero su prioridad es el programa