Un grupo de jóvenes protesta en Barcelona contra la reforma laboral