Los jueces convocan una protesta y amenazan con una huelga en junio