La jueza de los ERE acusa a CCOO y UGT de financiarse irregularmente