El destino de los menores marroquíes en Ceuta, en manos de la Justicia