Los laboristas remontan y los liberales se desploman en las municipales inglesas