Abrazos y lágrimas en el Congreso con sabor a despedida