El lehendakari dice al PNV que "las amenazas nunca son bien recibidas en el Partido Socialista"