El lehendakari augura "mucho futuro" a su gobierno, y al pacto que "lo sostiene", porque tiene "más sentido que nunca"