El lehendakari, aún convaleciente, anuncia en su Twitter que vuelve a casa