El lehendakari dice que este alto el fuego acerca el final del terrorismo