Del helado al polvorón: En pleno agosto comienza la fabricación del dulce navideño