Madrid sale de la zona de riesgo extremo después de 50 días: su incidencia es de 246 casos por cien mil habitantes