Madrid permite no llevar mascarilla y aforo sin límites en el trabajo siempre que se mantenga la distancia de seguridad