La Comunidad de Madrid adelanta el toque de queda a las 23 horas y la hostelería cerrará a las 22 horas