Via Laietana da miedo por sus brotes violentos, pero el medio millón de manifestantes es menor que en la Diada