La Marea Blanca reivindica una sanidad pública en Madrid