María José Herrera, psicóloga de emergencias en La Palma: “Lo que más preocupa son aquellas personas que no piden ayuda, porque es peligroso”