Los tres marineros españoles que estaban en tierra han sido devueltos al atunero