Una mascletà tradicional con una gran traca inicial hace vibrar la plaza del Ayuntamiento de Valencia